jueves, 15 de diciembre de 2016

VIAJE EXPRESS A MADRID EN NAVIDAD + 1R ERROR CON ASOS

¡MUY BUENOS DÍAS PEQUEÑXS!
¡HOY ESTOY TAN FELIZ QUE SI ESTORNUDO ME SALE CONFETI!
¡NUEVO POST!


Cómo habréis leído en el título, esta entrada trata de mi viaje súper express a Madrid y alguna cosa más. Si quieres saber más, continúa leyendo. 

ANTES DE NADA. HAZLO MÁS MÁGICO. VE AL FINAL DEL POST Y DALE PLAY AL VÍDEO Y LEE CON ESTA MÚSICA DE FONDO.
He pensado para hacerlo más ameno, en contaros sensaciones, opiniones y conclusiones que saqué en vez de contar todo lo que hice paso a paso, porque sería too much.
Para mi desgracia no compré nada, pero nada. Pero bueno, de eso os hablo más adelante. Según la foto que vayáis viendo, bajo dejaré algo que tenga que comentar. 

¡Vamos allá que te enrollas como las persianas!
(Me pasa siempre Ü)


Look al detalle: De bajo a arriba; mis Stan Smith blancas y verdes, calcetines de Asos en gris oscuro que se combinaban con el color de mi pantalón de pinza gris oscuro de Zara. Camiseta súper ajustada de Asos en azul marino y bufanda gris perla de Asos también. 

1er error de Asos: La bufanda era súper bonita, y calentita, pero que pasa? Soltaba pelusas que parecía que había estado revolcándome con gatos y mofetas todo el día. Vale que algunas bufandas te dejan una pelusilla, pero estas pelusas se asemejaban a las volas de matojo del viejo oeste. UN HORROR!



La verdad es que salir del metro después de 16 paradas y que lo primero que veas sea el árbol de Navidad de Sol, dices, bueno, a merecido la pena el viaje. Aún apagado te hace sentir una sensación mágica. 



Si pensabas que ibas a poder ir a Madrid en pleno Diciembre y pasarte el día de tiendas.. Prepara casco, rodilleras y un quitanieves para apartar a la gente, porque a penas vas a poner ver la ropa y comprar algo. (Yo iba con la mentalidad de comprarme ropa, y sí, no me traje nada)
Aún así, merece la pena ver el Primark porque es alucinante y la Granvía es preciosa, con sus edifios antiguos y colores pálidos.



Creo que es Preciados, la calle que conecta Sol con Gran Vía. El árbol me pareció el más simple. Pero la gracia de encontrar un árbol de navidad por la calle me sigue pareciendo muy bonita. 



Plaza Callao. Este es el árbol que más me gustó. Si no me equivoco es el árbol del anuncio de la lotería de hace 2 años, que aunque fue muy criticado el anuncio, a mi me enamoró desde el primer momento. Este es el que más me transmitió ese sentimiento de Navidad, intensidad.




Momento crítico gastronómico. Se agradeció encontrar una terraza con una vista tan guay al tío vivo con la de gente que había. Está bien que se aprovechen un poco de tu necesidad por sentarse, te hinchan un poco el precio. Pero ya que vais a cobrar tan caro, por lo menos que el pan sea del día, que las patatas bravas no sean congeladas y que las croquetas no vengan en una balsa de aceite. El fallo garrafal del día fue el sitio para comer. Aún así engañamos al estómago por lo menos hasta la hora de los churros.




El mercado de Navidad en Plaza Mayor. Mi momento más esperado, ya que soy fan absoluto de la Navidad y de los belenes. Un montón de figuritas y detalles alucinantes para los belenes. Mil puestos de decoración navideña y unas vistas geniales. Mi mejor momento del día sin duda.





Pequeño consejo: Cuando os veáis que estáis agobiados en pleno centro, alejaros un poco, id a zonas menos transitadas, pero igual o más bonitas que las del centro. Palacio real, Catedral de la Almudena, Templo de Debod. Mucha menos gente, haz fotos, aprovecha para conversar con tu família o con quien vayas. Disfruta del relax y lo bonito que es todo. 


Mis señores padres. ¡Más bonitos y no nacen! (Plaza de Don Alvaro de Bazán)


A la tarde empieza a hacer helor. Pasé todo el día sin chaqueta pero a partir de las 16:30 o así empieza a refrescar. Aprovecha para coger calorcito familiar y estomacal, con unos buenos churros calentitos con chocolate. 

A oscurecido. Se empiezan a encender las luces de la calle. Huele a castañas asadas y bollería calentita. Por las calles hay la misma gente, pero se respira un ambiente diferente. ¿Será que las luces navideñas al encenderse han encendido la Navidad? 



Efectivamente. El momento que hizo que se me pusieran los pelos de punta había llegado. Marcaba el final del día. Porque ahí concluía nuestro viaje express, pero era la guinda perfecta. 





En este momento me vino mi canción favorita de Navidad. 


 La atmósfera que crea es tan real.

Bien y hasta aquí el post de hoy. Navideño eh, he querido hacer este post para dar comienzo a mis entradas navideñas. ¿Que mejor que empezar así? 

Consejo: Si quieres ir a ver Madrid así decorado, ve entre semana que habrá menos gente, y que no coja puente. Habrá menos gente e imagino que irás menos estresado. 

Conclusión: Fue un día especial. Al margen del agobio, pasar un día en família, viendo cosas no vistas para algunos de nosotros, en Navidad no tiene precio. Hay que disfrutar de los seres queridos y de vez en cuando gastar algo de dinero en ellos. El dinero vuelve, el tiempo perdido no.

¿Os ha gustado? ¿Damos comienzo a los post de la época blanca? Si queréis ver algún contenido en especial, comentar algo del viaje, opinión. Deja tu comentario aquí bajo o envíame un correo. (Ya sabéis como) 

Espero que os haya encantado. 
¡1MILLÓN DE MMMMMMUAS!

Uy, que se me olvidaba lo más importante. 

¡FELIZ NAVIDAD!