jueves, 5 de enero de 2017

NOCHE DE FIN DE AÑO - PHOTO BLOG

¡MUY MUY MUY BUENOS DÍAS PEQUEÑXS!

Ha llegado el día chicxs, he encontrado hueco para escribir un poco y preparar un post entretenido y festivo por supuesto. He decidido que la entrada sobre los regalos de navidad la crearé en acabar las fiestas así recopilo todo lo que vaya a tener nuevo y lo hago más completo.

Sin más dilación.. ¡Vamos allá!


¡FELIZ AÑO PEQUEÑXS! ¿Cómo ha podido pasar? Se ha acabado un año más y no me he dado cuenta.
Siempre el durante los días 30 y 31 empiezas a recopilar todo lo que has vivído durante el año que termina. Te fijas bien en todo lo bueno que ha pasado, en lo malo más aún, si has hecho todo bien, que está claro que no, siempre hay algo que se puede mejorar. Pero.. ¿Te arrepientes de algo hecho durante él? En mi caso, claro que me habría encantado terminarlo con X personas, y que por H o por B no han estado, ni se les espera vaya. La respuesta, no me arrepiento de nada. Ha pasado gente que se ha quedado, se ha ido porque ha querido, se ha ido porque no ha tenido más remedio que hacerlo, has vivido cosas buenas y malas, has aprendido, o no, pero ha pasado un año más y siempre, aunque sea un poco, siempre te queda buen sabor de boca. 

Todos, todos los años cuando se acerca el momento de despedir el año me da un ataque de nervios. Es una sensación como que después de las 12 campanadas terminase el mundo, o almenos un mundo que ya no vuelve, que quieres afrontar con más ganas y con mejor aliento. De ahí que siempre te crees algún propósito. 

Ponerte en forma de verdad, crecer como persona en todos los aspectos (se podría decir que madurar un poco más) y quererme a mí mismo. El primero y el último van bastante ligados. 

Después de hablaros de las sensaciones y emociones con las que vivo yo el fin de año, (el lado cursi vaya) empiezo a contaros como transcurrió mi noche

-1- 


¡Son las ocho menos cuarto! Si has quedado a las nueve para irte a cenar, ¿Que hace que no empiezas a arreglarte? 
Ducha, plancha bien la ropa (que por cierto, tengo un regalo-truco para eso que os enseñaré en el siguiente post de regalos), secador, cepillo y laca, chapa y pintura. ¿Llevas dinero en el bolsillo?¿Has dejado la maleta en la puerta?¿Y la ropa interior roja? Pues de eso no tengo, con los calcetines valdrá. 

Después de haber dejado hechos casi todos los rituales de mis finales de año, así quedo yo para irme a cenar.


Os comento un poco el look: 
La camisa blanca, creo que es un básico de fin de año, esta es elástica de Zara, además de cómoda, se adhiere al cuerpo y me parece que queda genial. Los pantalones de estructura o de pinza, no se aprecia pero llevan un estampado geométrico en azul marino súper bonito. 

 
foto de zaraonline

Cómo he dicho antes, los calcetines rojos, que en este caso son de Asos, y unos zapatos en color marrón y burdeos de dos texturas.


Viendo la foto de la misma noche pero del año pasado, es evidente que físicamente he cambiado, no sé si para bien o para mal. Y en cuánto a mi cabeza y forma de ser, he crecido como persona, esas cosas se notan, aún que por supuesto, aún me queda muchísimo por aprender y lo recibiré con los brazos abiertos.

Una vez todo listo, me dispongo a coger camino a casa de mi hermana. Esa noche cenamos con unos amigos en su casa, empezamos la noche con el karaoke, por vuestro bien no pondré ningún vídeo nuestro cantando. No era digno de la Voz pero nos reímos como nadie. 

Como buen hermano de la anfitriona tenía que hacer eco de lo buena cocinera y decoradora navideña que es. Así pues, puse mis mejores poses y me hice fotos a modo de señor de la casa. 

Elo aquí:


Foto con la mesa. Aquí se puede apreciar mi cara de señor de la casa, dando la bienvenida a los invitados.


Y aquí, con el árbol de navidad, una foto de christmas familiar. También casual a la par que elegante. 
(Hay que reírse de uno mismo antes de que lo hagan los demás)

¡Tengo hambre ya! ¡Quiero mi bo-cadillo, quiero mi bo-cadillo!
Ya que estabamos todos con el mismo pensamiento, empezamos a colocar los platos de entrantes y ¡Al ataque!


En mi familia somos muy de tapeo, entonces esa noche no iba a ser menos. Gambas, platos de jamón y queso, huevos rellenos, etc. 

Después de los entrantes ya estabamos inchados, pero faltaban los primeros platos y postres, había que hacer de tripas corazón y meterse entre pecho y espalda lo que venía a continuación.


Para hacerlo más fino, diré el nombre técnico del plato. Solomillo de cerdo con salsa de mostaza y miel al romero y patatitas al horno. 


Árbol de navidad de hojaldre con nutella. En nuestra defensa diré que la comida nos pedía a gritos que fuese comida, y no sobró nada. 

Media hora para las uvas, coge camino a casa para tomar las uvas con mi hermano, mi madre y mi abuela. En ese momento yo sentía que se me iba a salir el corazón por la boca de nervios. Llegué pronto por lo tanto me dió tiempo a ayudar a mi madre a preparar las copas con los anillos, las 12 uvas, las pastas y la sidra.


¡FELIZ 2017! 
Y así, de esa manera, has dejado atrás un año para empezar otro seguramente, ¿Por qué no? Mejor que el anterior.


-2-





Respira, proponte cosas, ¿Porqué no se van a cumplir si luchas por ello?, aprende, conoce, disfruta y vive.  
Desde pequeño he vivido muy fuerte la navidad por ello lo comparto con la gente para intentar animar a la gente que no vive la navidad como una época especial. Cada uno tiene sus razones y motivos para vivirla de una manera u otra. 

Y hasta aquí mi primer post del año. Como siempre, espero que os haya encantado. Algunxs vivisteis conmigo esa noche ya que me encargué de compartir parte de todo en mis redes sociales: 

Instagram: Sígueme aquí
Twitter: Sígueme aquí
Facebook: Aquí

¡1MMMMMMMMUA!