lunes, 23 de enero de 2017

UNO DE MIS PROPÓSITOS DE ESTE AÑO

¡Buenos días pequeñxs del mundo!

7:30: Hoy me he levantado con la autoestima más baja de lo habitual. 

Me he levantado sin ganas de arreglarme, con ganas de cambiar de look y mejorar una sensación de incomodidad con mi aspecto físico que tengo más agravada desde hace un par de semanas.

Vuelvo a levantarme con la manía de querer raparme la cabeza y dejar de lado el complejo que tengo con mis entradas, de ir al dentista y mejorar el aspecto de mis dientes, (Aún habiendo llevado aparato no estoy contento con ellos). Mal estar general vaya.

Así pues, hoy no va a haber maquillaje, necesito dejar respirar la piel y respirar yo. Tomarme con más calma mi necesidad de verme mejor. Asumir lo que hay y estar cómodo con ello.
Me dispongo a peinarme igual que todas las mañanas, ¿Debería coger cita para la peluquería y hacer lo que tengo pensado?  (No se si mi miedo al cambio me dejaría hacerlo)

Aún así, como siempre, entro en instagram y cuelgo una foto que me motive y me espabile para empezar el día con más energía de la que tengo.



Desde hace un tiempo he vuelto a viejos complejos con mi físico y con ello me encargo de matarlos viendo fotos de mi pasado con más peso. ¿Te alivia? Realmente no, pero me ayuda a sentirme más cómodo en mi "falsa autoestima".

- Obviamente no todos los días me levanto así.

Hoy quiero hacer todo lo que pueda para sentirme mejor. Recordarme que he perdido 30 kg y que eso no lo consigue cualquiera. (Tengo fuerza de voluntad) Ir al gimnasio, pedir cita en el dentista, en la peluquería, todo lo que pueda solucionar para mejorar.

Si una cosa buena tengo, es que siempre estoy feliz, siempre estoy riéndome, (ambas no siempre van ligadas) pero yo siempre estoy feliz. Siempre consigo que durante el día ese sentimiento se vaya apagando hasta la mañana del día siguiente.

Tengo una energía que no todo el mundo tiene. ¿Véis? 
He empezado diciendo todo lo malo, pero ahora mismo empiezo a crecer. 


Hoy quería hacer algo diferente a lo que estáis acostumbradxs a leer en mi blog. 
Superficialidad aparente. Mucha ropa, fotos mías, mi cuarto bien arreglado.

Ni me gusta como me queda toda la ropa que tengo, ni mis fotos reflejan realmente como me veo yo, ni mi cuarto siempre está tan arreglado. 
Pero siempre intento poner ganas y cariño en lo que hago, en arreglarme, escribir mi blog, trabajar, trabajar en mí. 

La tarde del día anterior a terminar el año quedé con alguien que me hizo entender que tenía que quererme más, que estaba a punto de terminar el año y ese propósito no se había cumplido todavía. 
Que alguien no te quiera no quiere decir que tu no tengas que hacerlo. 

Mi propósito más fuerte para este año es quererme mejor. 
Pensar más en mí, en sentirme bien yo, física y mentalmente. 
Crecer. 
.
¿Demasiado profundo este post? Espero que no os haya aburrido demasiado. 
Siempre me ha gustado escribir todo esto pero no publicarlo en ningún lado. 
Hoy he visto la oportunidad de motivarme de esta manera y, ¿porqué no? 

Conclusión: Siempre va a haber alguien o algo tuyo que te haga sentir mal. Hay que ser más fuerte que todo eso y creer en uno mismo. 

Y hasta aquí el post de hoy. Me gusta esto, y seguramente haya uno cada semana a modo de reflexiones mías. Como ya he dicho es un propósito que tengo y estoy decidido a cumplirlo. 
Si no os gusta, bien podéis pasar de este post y esperar directamente al siguiente. Ü

Nos leemos muy muy pronto y...
¡1MMMMMMMMUA GIGANTE!